Seguro que os habéis enterado de la recién sentencia impuesta por la RIAA (la SGAE Americana) a una mujer norte americana a la que obliga a pagar 158.400 euros, 6560 € por cada canción descargada, aquí la noticia entera.

Todo el mundo que yo conozco con internet se descarga canciones a diario, películas y demás contenido. ¿Nos podría pasar algo así a nosotros?

En unpocodemucho responden a esta pregunta;

” En España, aún, estamos a salvo de estas salvajadas e incoherencias donde la Ley estadounidense luce por su estupidez estableciendo penas sin sentido en comparación con otras. En EEUU no existe el derecho de Copia Privada pero en España sí, por tanto, es legal descargar música, películas, etc (excepto software privativo) sin necesidad de la autorización del autor siempre y cuando no exista ánimo de lucro.”

Parece que en España todavía estamos a salvo de estas sentencias gracias a la Ley de Propiedad Intelectual en la que textualmente pone;

“No necesita autorización del autor la reproducción de obras ya divulgadas cuando sea para su uso privado y la copia obtenida no sea objeto de una utilización colectiva ni lucrativa.”

Mientras sea sin ánimo de lucro, a descargar que todavía no nos meten en la carcel por hacerlo.