Si es que somos como los piojos de un ácaro del polvo, la inmensidad del Universo todavía nos viene grande pero es que viendo vídeos como este se le hace a uno incluso más difícil imaginárselo: