Via; No puedo creer que lo hayan inventado

Amantes de las emociones fuertes, tenéis que ir a China. En una torre de televisión de más de 200 metros (la segunda torre de metal más alta del mundo), han instalado un columpio en el que la mitad del balanceo es totalmente fuera de la plataforma.

Si tienes los bemoles de abrir los ojos mientras te columpias a 200 metros, podrás ver toda la ciudad, llamada Harbin, desde una vista privilegiada. Eso si, no apto para gente con vértigo.