No soy fan de las mayúsculas en los títulos de post, pero esto merece un brindis al más puro estilo blogger. El primer coche volador ya está terminado y en producción. Ya no se trata de noticias sobre futuros artilugios. El futuro es ahora. El modelo se está ya produciendo en masa y vale entre 90.000 y 125.000 dólares, dependiendo del tipo de motor que tenga.

El vehículo tiene forma de platillo volante y va a una velocidad de hasta 75 km/h y se eleva hasta 3 metros en el aire, aunque el video de demostración parece que muestra una altura mucho mayor. Está calificado como aparato recreativo y no como objeto volador, así que no está sujeto a regulaciones internacionales y puede ser conducido por cualquier. El futuro es ahora, lectores.